980x200

IAG gana un 39,6 % menos en 2019 y prevé otro golpe en 2020 por el coronavirus

IAG RESULTADOS | 28 de febrero de 2020

Avión de British Airways (BA) preparado para aterrizar en el aeropuerto de Heathrow (Londres). EFE/EPA/ANDY RAIN/Archivo

Madrid/Londres, 28 feb (EFE).- El grupo hispanobritánico de aviación IAG anunció hoy un descenso del 39,6 % de su beneficio neto en 2019, hasta 1.715 millones de euros, respecto a un año antes, y anticipó una caída de sus ingresos en 2020 ante la reducción de la demanda de vuelos por el coronavirus.

En un comunicado a las Bolsas de Madrid y Londres, International Airlines Group (IAG), formado por British Airways (BA), Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level, precisó que ese 39,6 % menos se debió a un cargo extraordinario relacionado con las pensiones.

El beneficio después de impuestos antes de partidas excepcionales fue de 2.387 millones de euros, un descenso del 1,4 %, lo que recoge la bajada del beneficio operativo por la huelga de pilotos en BA, el encarecimiento del combustible y las incidencias en el aeropuerto de Londres Heathrow durante el verano, que se tradujeron en un efecto adverso de 170 millones de euros.

La debilidad y las incidencias experimentadas por los segmentos de bajo coste del grupo también tuvieron un efecto adverso de 45 millones de euros en la segunda mitad del año, indicó.

Los ingresos totales de IAG ascendieron a 25.506 millones de euros, lo que representa un aumento del 5,1 %. Iberia incrementó su facturación en un 9,2 % (5.645 millones de euros) y Vueling, en un 5 % (o 2.455 millones).

El beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales del grupo fue de 3.285 millones en 2019, un 5,7 % menos que el año anterior, y el margen operativo descendió 1,5 puntos, hasta el 12,9 %.

Todas las aerolíneas de IAG disminuyeron su beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales: Iberia, un 6,7 %, con 497 millones de euros; Vueling, un 9,3 %, con 240 millones de euros; BA, un 5,1 %, con 1.921 millones de libras o 2.245 millones de euros, y Aer Lingus, un 11,4 %, con 276 millones de euros.

La posición de deuda neta del grupo aumentó 1.100 millones de euros en 2019 hasta 7.571 millones, debido principalmente al aumento de la inversión en inmovilizado, a medida que IAG fue invirtiendo en una nueva flota más eficiente en el consumo de combustible, señala en su informe.

Sobre el balance de 2019, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, declaró este viernes que se trata de "unos buenos resultados en un año marcado por incidencias y el incremento de los precios del combustible".

En una teleconferencia con periodistas, señaló además que el grupo anticipa una caída de los ingresos en 2020 debido al descenso de la demanda causado por la epidemia del covid-19.

Aseguró, no obstante, que la compañía "es resistente" y tiene recursos financieros para soportar esta situación.

"Estamos bien posicionados para cuando se recupere la demanda", manifestó el ejecutivo, que a finales de marzo se jubila y será sustituido por su homólogo en Iberia, Luis Gallego.

Walsh dijo que, dada la actual incertidumbre sobre el impacto y duración del covid-19, "no es posible dar una orientación precisa" sobre la evolución de los beneficios en el ejercicio 2020.

El directivo consideró que "sin duda" el impacto de la enfermedad del coronavirus provocará la quiebra de algunas aerolíneas y puede conducir a procesos de consolidación, y destacó que IAG está "en buena posición para ajustar su capacidad".

IAG experimenta en estos momentos una caída de la demanda en sus ruta asiáticas y europeas y de los vuelos por negocios debido a la cancelación de eventos corporativos y restricciones de viajes, explicó.

En Asia, los vuelos a China de BA e Iberia han sido suspendidos y se ha reducido la frecuencia de otras rutas, por ejemplo a Seúl y Hong kong, y esos aviones se han reubicado a trayectos con más demanda, como India, Suráfrica y Estados Unidos.

En Europa, han disminuido "significativamente" las rutas a Italia y se esperan más cambios en los próximos días, indicó.

El impacto neto de las actuales cancelaciones de vuelos y reubicación de aviones se calcula en una reducción del 1 al 2 % de la capacidad total en términos de asientos por kilómetro programada por IAG para 2020.

"Nuestras compañías seguirán tomando medidas para ajustar mejor el suministro y la demanda según evolucione la situación", teniendo en cuenta también los costes y la facturación, afirmó Walsh.

Las acciones de IAG caían casi un 8 % en la Bolsa de Londres, que a su vez registraba pérdidas de más del 3 % por los temores sobre el impacto del coronavirus en la economía global.

USA News