980x200

El Bernabéu debe recuperar su magia

FÚTBOL LIGA CAMPEONES | 25 de febrero de 2020

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, este martes durante el entrenamiento del conjunto blanco celebrado en la Ciudad Deportiva del Real Madrid en Valdebebas (Madrid), previo al partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones que disputa mañana frente al Manchester City en el Estadio Santiago Bernabéu. EFE/Rodrigo Jiménez

Madrid, 25 feb (EFE).- Solo tres triunfos en los nueve últimos partidos del Real Madrid en Liga de Campeones en el Santiago Bernabéu es un dato demoledor para un equipo que quiere volver a reinar en Europa. Ante el Manchester City debe recuperar la magia de las noches grandes de Champions y cambiar una dinámica con un especialista en el banquillo como Zinedine Zidane.

El técnico francés solo perdió un partido de local en su exitoso camino en una competición a la que tiene tomada la medida. Rumbo a las tres Ligas de Campeones que ganó, apenas dejó una derrota. Fue ante el Juventus en la vuelta encarrilada de los cuartos de final de su última conquista. Trece victorias y cuatro empates son la clave del éxito. El 'factor Bernabéu' al se agarra la plantilla del Real Madrid en una semana decisiva.

Se perdió en la época en la que Zidane abandonó el banquillo. La derrota ante el CSKA Moscú con el que cerró la fase de grupos de la última edición (0-3), en un partido que no se jugaba nada pero que sirvió de aviso a lo que estaba por llegar, dio paso a un desplome en octavos del que el madridismo no se acordaba.

La segunda goleada encajada con una debilidad defensiva sin precedentes en competición europea en el Bernabéu, la firmó ante el Ajax tirando por tierra la ventaja de la ida. Ese 1-4 sentenció a Santiago Solari. El Real Madrid se jugaba todo a una carta en su competición fetiche y la temporada se convertía en un fracaso en los inicios de marzo, sin opciones de conquistar ningún título grande.

Los dos empates de local en la fase de grupos de la actual edición no han ayudado con Zidane a dar un giro a una mala dinámica en el Bernabéu a la que el Real Madrid está obligado a dar un giro. Arrancó la Liga de Campeones cediendo una igualada a dos tantos ante el modesto Brujas.

El mismo resultado que dejó el duelo de altura contra el París Saint-Germain cuando el grupo ya estaba resuelto y el conjunto madridista había resuelto como visitante su irregularidad de local. En los dos últimos años solo superó a Roma (3-0), Viktoria Pilsen (2-1) y Galatasaray (6-0) ante su afición.

El Manchester City de Pep Guardiola presenta un examen de altura para Zidane que nunca perdió una eliminatoria de la Liga de Campeones. El técnico francés ya derrotó al equipo inglés en las semifinales de su primera Champions como entrenador, con un ajustado 1-0 en el Bernabéu que resolvía el empate sin goles de la ida.

Junto a un 4-2 al Bayern Múnich, un 3-0 al Atlético de Madrid y un 3-1 a PSG y Liverpool, son los grandes triunfos en el Bernabéu de Zidane, el técnico de récord de la Liga de Campeones que hará un llamamiento al madridismo para que establezca esa atmósfera especial que se crea en un estadio que mantiene un idilio especial con la Copa de Europa.

USA News