980x200

Los disturbios se trasladan a la Gran Vía de Carlos III al acabar el clásico

FÚTBOL BARCELONA-REAL MADRID | 18 de diciembre de 2019

Barcelona, 18 dic (EFE).- Manifestantes independentistas volvieron a quemar contenedores en los alrededores del Camp Nou, una vez finalizado el partido entre el Barcelona y el Real Madrid, y los Mossos d'Esquadra cargaron de neuvo y lanzaron proyectiles de 'foam' para dispersar a los alborotadores, que lanzaron un cóctel Molotov contra la policía.

El artefacto incendiario no impactó contra agente policial alguno ni causó heridos, según los Mossos d'Esquadra.

Estos incidentes se producen en una jornada en la que la plataforma anónima Tsunami Democràtic había convocado protestas en las inmediaciones del campo del Barcelona, coincidiendo con la disputa del clásico, para visibilizar la causa independentista y denunciar la sentencia del 'procés'.

Durante el partido se produjeron enfrentamientos en la calle entre manifestantes radicales y la policía, principalmente en la Travessera de les Corts por el lanzamiento de objetos a los agentes, y al acabar el encuentro, una vez que los asistentes al partido abandonaron la zona, los disturbios se han trasladado a calles cercanas como la Gran Vía de Carlos III.

Allí, grupos de alborotadores han cruzado contenedores en la calle y les han prendido fuego y han lanzado objetos contundentes contra los agentes y los furgones policiales, como piedras y botellas de vidrio.

Para dispersar a los violentos, los Mossos d'Esquadra han realizado nuevas cargas y han lanzado proyectiles de 'foam'.

Hasta el momento, los disturbios han causado nueve detenidos y 46 heridos, todos ellos de carácter leve, según el último balance de los equipos de emergencias.

Contenido relacionado

Los Mossos detienen a nueve radicales por los disturbios junto al Camp Nou

Barcelona, 18 dic (EFE).- Los Mossos d'Esquadra han detenido a nueve personas por los disturbios ocurridos junto al Camp Nou mientras se disputaba el clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid, por desórdenes públicos y por atentado a la autoridad.

Según ha informado la policía catalana, hasta las 23.15 horas se han practicado nueve detenciones por los incidentes en los que ha derivado en la calle la protesta convocada por Tsunami Democràtic en los alrededores del estadio barcelonista con motivo del clásico, para denunciar la condena a la cúpula del procés y reivindicar su lema "Spain, sit and talk" ("España, siéntate y habla").

El primer detenido ha sido arrestado cuando los Mossos han intervenido para impedir una pelea entre grupos de aficionados radicales de los Boixos Nois e independentistas.

Las otras ocho detenciones se han llevado a cabo posteriormente, tras los disturbios en Travessera de les Corts, donde los Mossos han cargado contra grupos de alborotadores que han cruzado e incendiado contenedores en esta calle, situada junto a varios accesos al estadio barcelonista.

Los detenidos están acusados de los delitos de desórdenes públicos y por atentado a la autoridad por el lanzamiento de objetos a la línea policial.

Además, los Mossos han detenido a otra persona en el marco de este dispositivo con motivo de la protesta de Tsunami Democràtic durante el clásico, aunque en este caso por robar un reloj de lujo.

Radicales fuerzan una valla para entrar al Camp Nou, pero Mossos cierran paso

Barcelona, 18 dic (EFE).- Un grupo de independentistas radicales han forzado una valla del acceso exterior al Camp Nou, con el clásico en el descanso, pero no han podido entrar en la instalación barcelonista porque los Mossos d'Esquadra han desplegado un cordón que les ha cerrado el paso.

Tras varias cargas de los Mossos d'Esquadra contra un grupo de radicales que habían cruzado contenedores en la vía, un grupo se ha acercado a la puerta de acceso 18 del Camp Nou, donde han logrado doblegar una de las vallas metálicas que protege el acceso exterior del estadio barcelonista.

Se trata de una de las vallas que dan a la calle, tras la cual los aficionados tienen que superar un nuevo control para acceder al estadio propiamente dicho.

Sin embargo, los concentrados no han podido superar este primer perímetro porque los Mossos d'Esquada han dispuesto un cordón policial que les ha impedido el paso.

Minutos antes, los Mossos d'Esquadra había disparado proyectiles de foam y habían cargado contra un grupo de radicales que habían cruzado varios contenedores en la Travesera de les Corts y en la calle Arizala, en los alrededores del Camp Nou, con el clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid a punto de llegar a la media parte.

Los independentistas coreaban consignas como "Urquinaona, lo volveremos a hacer", en alusión a los disturbios tras la condena a la cúpula del procés.

Los Mossos ya habían hecho una primera carga minutos antes, cuando grupos de los radicales de los Boixos Nois y de Tsunami Democràtic se habían enzarzado en una pelea en los alrededores del estadio barcelonista, tras la cual uno de ellos ha sido detenido por arrojar una botella de cristal contra un agente.

Los Mossos cargan contra radicales que cruzaban contenedores junto a Camp Nou

Barcelona, 18 dic (EFE).- Los Mossos d'Esquadra han disparado proyectiles de 'foam' y han cargado contra un grupo de radicales que había cruzado varios contenedores en la Travesera de les Corts y en la calle Arizala, en los alrededores del Camp Nou, con el clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid a punto de llegar al descanso.

Un grupo de manifestantes independentistas radicales han arrojado latas, piedras y otros tipos de objetos contra los agentes de los Mossos, que han tenido que retroceder unos metros, hasta asegurar su posición.

Algunos de los independentistas han arrancado señales de tráfico y han cruzado varios contenedores en la vía, como si pretendieran levantar una barricada, tanto en la Travessera de les Corts como en la calle Arizala, momento en que los Mossos han cargado en ambos escenarios para intentar alejar a los radicales.

Con escenas de tensión, los independentistas, que coreaban consignas como "Urquinaona, lo volveremos a hacer", en alusión a los disturbios tras la condena a la cúpula del 'procés', han retrocedido debido a la intervención policial, pero poco después han vuelto a cruzar contenedores en la vía.

Los Mossos ya habían hecho una primera carga minutos antes, cuando grupos de los radicales de los Boixos Nois y activistas de Tsunami Democràtic se habían enzarzado en una pelea en los alrededores del estadio barcelonista.

USA News