980x200

Carlos Mesa rechaza el diálogo propuesto a la oposición por Evo Morales

BOLIVIA PROTESTAS | 09 de noviembre de 2019

El expresidente Carlos Mesa realiza una rueda de prensa este sábado antes de dirigirse a los policías que se replegaron al Comando Nacional de la Policía, en La Paz (Bolivia). EFE/Laura Núñez

La Paz, 9 nov (EFE).- El opositor Carlos Mesa rechazó la oferta de diálogo planteada este sábado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, para pacificar el país inmerso en una grave crisis, e insistió en que el mandatario debe dejar el poder.

Carlos Mesa envió en un mensaje de video una rápida respuesta al llamamiento realizado poco antes por el presidente.

"No tengo nada que negociar con Evo Morales y su Gobierno", afirmó de forma categórica el expresidente Mesa (2003-2005).

El líder opositor encabezó la alianza Comunidad Ciudadana en las elecciones del pasado 20 de octubre, en las que los resultados del órgano electoral, que no reconoce al denunciar un "gigantesco fraude", le dieron segundo tras Morales, que proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo hasta 2025.

"Pretende endilgarle a una parte de la sociedad, los partidos, una responsabilidad que es exclusivamente suya", dijo empleando un término que según el diccionario significa "endosar a alguien algo desagradable o impertinente".

El veterano político, que presidió Bolivia entre 2003 y 2005 hasta su renuncia en medio de una grave convulsión social en el país, agregó que es el jefe de Estado al que "le toca escoger el camino" que prefiera para "dejar el Gobierno" tras más de trece años desde que llegó al poder en 2006.

"No nos endilgue una responsabilidad que no nos corresponde, una negociación que no es pertinente", insistió, para exigir a Morales que renuncie y se convoquen nuevas elecciones.

"Su decisión va a decidir su propio destino y el destino de Bolivia, nosotros no tenemos nada que negociar", sentenció.

El presidente de Bolivia había llamado poco antes a la oposición a instalar una mesa de diálogo en busca de la pacificación del país, inmerso en una grave crisis política y social desde las pasadas elecciones, con tres fallecidos y cientos de heridos en protestas.

El jefe de Estado hizo este llamamiento "con una agenda abierta a debatir para pacificar Bolivia", en una "reunión inmediata" durante esta misma jornada, para "instalar una mesa de diálogo".

Las movilizaciones a favor y en contra del presidente se suceden tras las elecciones en Bolivia, que la oposición y comités cívicos denuncian que fueron fraudulentas y exigen a Morales que renuncie para convocar nuevos comicios.

Contenido relacionado

Un gobernador y 2 alcaldes oficialistas renuncian en plena crisis en Bolivia

La Paz, 9 nov (EFE).- Un gobernador y dos alcaldes del partido del presidente boliviano, Evo Morales, renunciaron este sábado a sus cargos, en medio de la crisis política y social en que está sumido el país desde las elecciones generales del 20 de octubre.

Una de las autoridades que renunció fue el gobernador de la región andina de Potosí, el oficialista Juan Carlos Cejas, quien dijo a los medios que no se iba a "aferrar al cargo si eso va a ayudar a que no tengamos enfrentamiento".

También tomó la decisión para proteger a su familia que, según dijo, "está en riesgo".

El alcalde de Potosí, William Cervantes, también del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), fue obligado a renunciar por una multitud que le hizo firmar la dimisión en una bandera potosina, según se ve en un video difundido en medios y en las redes sociales.

Además se conoció una carta de "renuncia irrevocable" del oficialista Iván Arciénega, el alcalde de Sucre, la capital constitucional de Bolivia, en la que señala que tomó esa decisión "por una solución pacífica al conflicto que vive el país".

"Que se restablezca la democracia, el orden constitucional y los plenos derechos de la gente por una Bolivia unida", indica la nota, difundida en medios como el diario sucrense Correo del Sur.

En las últimas horas también renunció el alcalde de Oruro, Saúl Aguilar, "en virtud a los recientes acontecimientos en el país, precautelando la seguridad de los orureños y pidiendo la paz en Bolivia", según un escueto comunicado difundido en la página web del gobierno municipal de esa ciudad andina.

Aguilar hizo votos "por una pronta pacificación en el país" y pidió "nuevas elecciones nacionales que vayan en bien de nuestra querida Bolivia".

El ahora ex alcalde no pertenecía al partido oficialista, pero fue cuestionado por no haber apoyado las protestas ciudadanas en esa urbe.

Otro que renunció fue el senador oficialista electo por Potosí Orlando Careaga en un video difundido en las redes en el que aseguró que sus pedidos de diálogo no fueron escuchados oportunamente.

Bolivia atraviesa una crisis desde las pasadas elecciones del 20 de octubre, tras las que el órgano electoral dio vencedor al presidente del país, Evo Morales, para un cuarto mandato hasta 2025, pero la oposición y comités cívicos denuncian fraude a favor del mandatario, exigen su renuncia y nuevos comicios.

Las protestas a favor y en contra de Morales desde entonces causaron al menos tres muertos y 384 heridos, según datos de la Defensoría del Pueblo de Bolivia.

USA News