980x200

El Mundial entrena en una fase decisiva "apasionante"

RUGBY MUNDIAL | 15 de octubre de 2019

EFE/CHRISTOPHER JUE EDITORIAL USE ONLY/ NO COMMERCIAL SALES / NOT USED IN ASSOCATION WITH ANY COMMERCIAL ENTITY

Tokio, 15 oct (EFE).- El mundial de rugby que se disputa en Japón llega ahora a la fase decisiva, con los cuartos de final de este fin de semana, en el principio del fin de un torneo que, según dijeron este martes los organizadores, va a ser "apasionante".

El esprint final comenzará este sábado con el encuentro que disputarán en la ciudad suroscidental de Oita Inglaterra y Australia, un choque entre dos pesos pesados de este deporte que, necesariamente, implicará la eliminación de uno de los favoritos del torneo.

Inglaterra, líder del grupo C y campeona mundial de 2003, llega a cuartos con tres victorias en sus tres partidos disputados en la primera fase, frente a Tonga (35-3), Estados Unidos (45-7) y Argentina (39-10).

El cuarto encuentro, contra Francia, que estaba programado para el sábado pasado, fue cancelado por el impacto de un fuerte tifón que castigó a Japón.

Australia, por su parte, doble campeón mundial (1991 y 1999), quedó en segundo lugar del grupo D con tres victorias de los cuatro partidos que jugó, una contra Fiyi (39-21), otra contra Uruguay (45-10) y la última contra Georgia (27-8).

El único traspié que tuvieron los "Wallabies" fue frente a Gales, que ganó por 29-25.

No hay buenos precedentes para Australia, ya que han perdido las últimas seis ocasiones en las que se ha enfrentado a Inglaterra, aunque su entrenador, Michael Cheika, eso es parte del pasado y es "irrelevante". "Mirar para atrás sólo los dará dolor de cuello", afirmó Cheika el lunes.

Los ingleses llegan con ventaja porque han tenido más tiempo para descansar ya que su último partido, contra Francia, fue cancelado. "Tenemos un registro excepcional en partidos que hemos preparado durante dos semanas", afirmó el entrenador inglés, el australiano Eddie Jones.

El segundo partido para este sábado, en Tokio, enfrentará a Nueva Zelanda, triple campeón mundial (1987, 2011 y 2015), con Irlanda.

En la fase de grupos, Nueva Zelanda tuvo tres victorias de cuatro partidos disputados: contra Sudáfrica (23-13), contra Canadá (63-0) y contra Namibia (71-9).

El cuarto, contra Italia, no lo jugó el sábado porque fue cancelado por el tifón.

El entrenador de los "All Blacks", Steve Hansen, aseguró que Irlanda es un "equipo de calidad" que ha llegado a estar en el número 1 del ránking mundial este año. "Jugamos en noviembre y fue un partido titánico y ese día fueron mejores", agregó.

Los cuartos del domingo enfrentarán en primer lugar a Gales, que quedó de líder en el grupo D, con Francia, que terminó en el segundo lugar del grupo C, en un encuentro que se disputará en Oita.

Gales ha ganado los cuatro partidos disputados hasta ahora en este campeonato: contra Georgia (43-14), contra Australia (29-25), contra Fiyi (29-17) y contra Uruguay (35-13).

Francia ha logrado tres victorias de tres partidos: contra Argentina (23-21), contra EEUU (33-9) y contra Tonga (23-21). El último convocado, contra Inglaterra, el sábado, fue cancelado por el tifón.

La ronda de cuartos se cerrará en Tokio con el choque entre Japón, la revelación de este torneo, y Sudáfrica, doble campeón mundial (1995 y 2007).

Los nipones han ganado los cuatro partidos disputados hasta ahora, lo que les ha permitido alcanzar el primer lugar y llegar a cuartos de final por primera vez en este torneo, que ya va en su novena edición.

Japón ganó por 30-10 a Rusia, sorprendió al derrotar a Irlanda pro 19-12, venció a Samoa por 38-19 y en un partido de infarto ganó a Escocia por 28-21.

Los "Spingboks", por su parte, ganaron a Namibia (57-3), a Italia (49-3) y Canadá (66-7), pero perdieron frente a Nueva Zelanda (13-23).

En una rueda de prensa que ofrecieron hoy, los organizadores del torneo se mostraron satisfechos con el desarrollo del campeonato, a pesar de que tuvieron que cancelarse tres partidos el pasado fin de semana por el paso del tifón Hagibis, que causó más de sesenta muertos en Japón.

"Estamos ante unos cuartos de final apasionantes", afirmó el presidente de World Rugby, Bill Beamount.

Los números dan la razón: se han vendido más de 1,8 millones de entradas y sólo el partido que enfrentó el domingo a Japón y Escocia, por ejemplo, fue seguido por 50 millones de aficionados.

USA News