980x200

Detenciones en el segundo día de protestas en un Ecuador bajo estado de excepción

ECUADOR PROTESTAS | 04 de octubre de 2019

Quito, 4 oct (EFE).- La Fiscalía General del Estado ecuatoriano informó este viernes de la detención de dos dirigentes del sector del transporte, que protesta por la subida del precio de los combustibles, en el marco de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su perfil de la red social Twitter, la Fiscalía indicó que durante la madrugada fueron detenidos para ser investigados Mesías V., secretario general del Sindicato de Chóferes de la provincia del Azuay, y Manolo S., presidente de la Cámara de Transporte de la ciudad andina de Cuenca, "por presunta paralización de servicio público".

De su lado, la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) denunció la "arbitraria detención de Marlon Santi por la Policía Nacional", y añadió que "junto a Jairo Gualinga, dirigente de Juventud de la Conaie, y dos jóvenes universitarios, serán trasladados a la cárcel de Putuimi para la posterior Audiencia de flagrancia".

"Desde Confeniae (otra organización indígena) expresamos nuestro repudio a los actos represivos de la policía y el ejército, y la política de criminalización de la lucha y la protesta social de la Ministra del Interior, María Paula Romo, y el Presidente Lenin Moreno", señalaron.

El jefe de Estado ecuatoriano decretó el jueves el estado de excepción en el país a raíz de protestas de varios sectores sociales y el bloqueo de carreteras por los transportistas motivados por la eliminación de los subsidios al diesel y a la gasolina conocida como "extra", la de mayor consumo en la nación andina.

"Con el fin de precautelar la seguridad ciudadana y evitar el caos, he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional", dijo Moreno ayer desde el palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo.

Al término del primer día de protestas, Romo informó de la detención de cerca de 200 personas, en su mayoría en la ciudad costera de Guayaquil (suroeste) donde hubo saqueos.

La ministra apuntó que las fuerzas de seguridad arrestaron a 195 sospechosos, de los que 150 fueron detenidos en Guayaquil, "en su mayoría asociados al robo y vandalismo".

"En este tipo de actos no está en discusión el subsidio (a los combustibles) o la reforma laboral", afirmó Romo antes de subrayar que son hechos "plenamente delictivos".

En diferentes sectores de Guayaquil, capital económica de Ecuador, se produjeron altercados y saqueos a comercios y establecimientos públicos ante la incapacidad de las fuerzas de seguridad de garantizar el orden, lo que obligó a numerosas tiendas a cerrar para evitar robos masivos.

Pese al estado de excepción, que durará sesenta días, la paralización del transporte se mantenía este viernes en Ecuador donde se volvieron a repetir escenas de gente caminando para llegar a sus lugares de trabajo o utilizando el servicio de camionetas particulares en las que las personas viajaban amontonadas en los cajones.

La gente también se ha agolpado en las estaciones del transporte municipal en la capital ecuatoriana, Quito, donde esta mañana manifestantes volvieron a cortar vías con la quema de neumáticos, mientras en otros sectores taxistas estacionaron sus vehículos en fila en los costados de la vía.

En Quito, capital de la provincia de Pichincha, las terminales terrestres de servicio interprovincial lucieron este viernes vacías, mientras en otras ciudades tampoco hubo un fluido normal del servicio de transporte urbano.

El centro histórico de la capital, donde ayer hubo fuertes enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, evidenciaba esta mañana la destrucción en la zona.

Aceras dañadas, paredes pintadas, semáforos rotos y piedras tiradas en distintas zonas son algunas de las evidencias de las violentas manifestaciones que tuvieron lugar en el centro histórico, catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1978.

En Ecuador se cumple, por segundo día, la suspensión de las clases ordenada por las autoridades como medida cautelar para la seguridad de los estudiantes.

Contenido relacionado

Suspenden las clases por segundo día debido al paro de transporte en Ecuador

Quito, 3 oct (EFE).- Las clases en el sistema educativo de Ecuador han quedado suspendidas para este viernes, por segunda jornada consecutiva, debido a la paralización del sector del transporte y movilizaciones contra las medidas económicas del Gobierno, informó este jueves la Secretaría General de Comunicación.

En un comunicado la entidad asegura que la decisión tiene por objeto garantizar "la seguridad de todos los ciudadanos, en especial los niños y los jóvenes", al tiempo que rechaza los "hechos violentos que se presentaron en las manifestaciones" de hoy.

A la suspensión de la jornada lectiva en aulas de educación inicial, básica y secundaria anunciada por el Gobierno, se sumarán mañana los centros de educación superior y universitaria.

Ante la situación de inseguridad y de los bloqueos efectuados a lo largo de la jornada por piquetes en diferentes vías y calles del país, el Ejecutivo ecuatoriano decretó el estado de excepción, que tiene una duración de 60 días, a fin de garantizar servicios básicos y el funcionamiento de las instituciones.

Por otra parte, el Municipio de Quito también comunicó que mientras esté en vigencia el estado de excepción quedará anulada la medida de restricción del tráfico denominada "hoy no circula", que limita el tránsito de los vehículos por la capital ecuatoriana en función del día de la semana y del número final de la matrícula.

El consistorio quiteño indicó asimismo que la recolección de basura se ejecuta con normalidad en el distrito metropolitano, salvo en ciertas rutas en las que ha sido interrumpido debido a las protestas que se desarrollan en la capital.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, apuntó este jueves que la intención de los manifestantes que han protagonizado disturbios con las fuerzas de seguridad y bloqueado calles y vías del país durante la jornada ha sido la de "desestabilizar el Gobierno".

Así lo manifestó a los medios en el aeropuerto de Guayaquil, donde aseguró que su Ejecutivo "ha agotado el mecanismo de diálogo" con los transportistas, que hoy se declararon en huelga a nivel nacional a raíz de la subida de los carburantes.

Interpelado sobre si tenía conocimiento de si continuará el paro de los transportistas, Moreno indicó que la estrategia de su Gobierno es "primero, frenar los brotes de violencia", antes de avanzar que en horas de la noche se adoptarán decisiones al respecto.

USA News