980x200

México conmemora masacre de Tlatelolco con un Centro Histórico blindado

MÉXICO TLATELOLCO | 02 de octubre de 2019

México conmemora masacre de Tlatelolco con un Centro Histórico blindado 

Estudiantes y sobrevivientes de la masacre de 1968 marchan en Ciudad de México hoy, miércoles para exigir justicia el mismo día en que se cumplen 51 años de la masacre perpetrada por el Ejército mexicano contra un mitin de estudiantes en el barrio de Tlatelolco. México conmemoró el aniversario de la matanza con el Centro Histórico de la capital mexicana prácticamente "blindado" ante posibles actos vandálicos que fueron controlados. EFE/Sáshenka Gutiérrez

México, 2 oct (EFE).- México conmemoró este miércoles el 51 aniversario de la matanza de estudiantes en Tlatelolco, ocurrida el 2 de octubre de 1968, con el Centro Histórico de la capital mexicana prácticamente "blindado" ante posibles actos vandálicos que fueron controlados.

Para evitar ataques de grupos de encapuchados, edificios históricos, negocios e instituciones gubernamentales que se ubican en el recorrido fueron protegidos con vallas metálicas y por un "cinturón de paz" integrado por personas.

La protección y resguardo a los inmuebles se dio luego de que las dos últimas movilizaciones que se llevaron a cabo en la Ciudad de México, finalizaron con destrozos de mobiliario y pintas.

El 26 de septiembre se conmemoraron cinco años de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, y el 28 de septiembre se llevó a cabo la marcha en favor de la despenalización del aborto hombres, ambas movilizaciones fueron aprovechadas por encapuchados autodenominados "anarquistas".

Para evitar la irrupción de estos grupos, el Gobierno de la Ciudad de México desplegó un cordón con 12.000 funcionarios vestidos de blanco llamado "cinturón de paz" para garantizar la seguridad de los asistentes a la marcha y manifestantes.

Mientras que la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México desplegó a unos 2.500 agentes para vigilar la marcha, quienes acudieron con escudos y se apostaron estratégicamente en calles aledañas a las que transcurrió la marcha que convocó a unos 20.000 manifestantes.

La movilización no estuvo exenta de actos violentos ya que un grupo de encapuchados llevo a cabo pintas a su paso por la céntrica avenida Eje Central además de detonaciones de petardos que alteraron el orden.

De hecho, esas explosiones ahuyentaron algunas secciones del "cinturón de paz", personas quienes ante el temor de ser agredidos rompieron filas y se quitaron las camisetas blancas con las que se identificaban.

Los embozados también concretaron con actos de provocación al pintar a edificios como el de Correo y el Banco de México además de atacar con aerosoles a policías e integrantes del "cinturón de paz"

Estos hechos se dieron cuando la vanguardia de la marcha ya había entrado al Zócalo capitalino.

"¡Dos de octubre no se olvida!,¡Ni perdón, ni olvido, castigo a los asesinos", fueron las principales consignas en la marcha que comenzó en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, el mismo lugar de la masacre estudiantil de 1968.

A la vanguardia se ubicó el colectivo Comité del 68, seguido por grupos estudiantiles de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

A la manifestación también se sumaron integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, quienes participaron en el mitin de cierre.

Por la mañana, a primera hora, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recordó los "hechos lamentables" del 2 de octubre de 1968, una época marcada por "la falta de libertades y de justicia", y reivindicó que con el actual Gobierno "el uso de la fuerza ha quedado relegado".

"Queremos vivir en una sociedad en paz, sin violencia, sin usar la fuerza, convencer y no vencer, vivir en armonía, vivir en paz. Por eso, nunca más una represión en México, nunca más torturas, desapariciones, masacres o provocaciones", expresó.

El mandatario también pidió que la marcha conmemorativa transcurriera de forma "pacífica".

Durante el verano de 1968, miles de estudiantes organizaron huelgas y masivas manifestaciones para denunciar el autoritarismo del Gobierno mexicano, dominado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que reprimió la movilización de Tlatelolco para evitar altercados durante los Juegos Olímpicos de ese año.

El 2 de octubre de ese año una multitudinaria manifestación de los estudiantes fue repelida a tiros por el Ejército mexicano en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, dejando unos 300 de muertos y otros cientos de desaparecidos según organizaciones civiles, aunque las autoridades sólo reportaron 37 decesos.

Cada año, supervivientes de la masacre y organizaciones estudiantiles organizan una marcha desde Tlatelolco hasta la céntrica plaza del Zócalo para conmemorar la masacre y exigir justicia.

Los manifestantes exigen un juicio al expresidente Luis Echeverría (1970-1976), de 97 años, quien el 2 de octubre de 1968 era secretario de Gobernación en el Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970).

El movimiento estudiantil de 1968 lo formaron jóvenes de la UNAM y del IPN, además de sindicatos de trabajadores y otras capas de la sociedad mexicana.

Contenido relacionado

Presidente de México pide marcha "pacífica" por aniversario de matanza del 68

México, 2 oct (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recordó este miércoles la matanza estudiantil cometida hace 51 años por el Gobierno en la plaza de Tlatelolco y pidió que la marcha conmemorativa transcurra de forma "pacífica" por la capital.

"Pedimos a todos, en especial a los que van a ejercer su derecho de manifestación, su derecho de protesta, que lo hagan de manera pacífica y sin violencia", expresó el mandatario en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

En las últimas semanas, diversas protestas feministas y la marcha por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa culminaron con algunos destrozos en comercios y pintadas en monumentos de la capital por parte de un grupo de manifestantes.

Por ello, la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que en la marcha de este miércoles por la tarde habrá un cordón de 12.000 funcionarios vestidos de blanco para garantizar la seguridad.

"Vamos a apoyar a la jefa de Gobierno y al mismo tiempo no olvidar el 68", expresó López Obrador, quien dijo que ve "muy bien" que se establezca un cordón de seguridad para evitar destrozos.

Durante su conferencia matutina, López Obrador exhortó a los manifestantes que ayuden a "aislar a los provocadores y no caer en provocaciones" porque "lo más importante de un revolucionario verdadero es la honestidad".

"Fuera máscaras, el que lucha por la justicia, la libertad y la democracia no tiene por qué ocultar su rostro, tiene que dar la cara", reivindicó.

A los encapuchados que causan destrozos en las manifestaciones, el presidente advirtió que "tengan cuidado" porque los acusará "con sus mamás, con sus papás, con sus abuelos" para que les den "jalones de oreja".

López Obrador se deslindó de los "hechos lamentables" del 2 de octubre de 1968, una época marcada por "la falta de libertades y de justicia", y reivindicó que con el actual Gobierno "el uso de la fuerza ha quedado relegado".

"Queremos vivir en una sociedad en paz, sin violencia, sin usar la fuerza, convencer y no vencer, vivir en armonía, vivir en paz. Por eso, nunca más una represión en México, nunca más torturas, desapariciones, masacres o provocaciones", expresó.

Asimismo, López Obrador aseguró que desde que asumió el poder el 1 de diciembre de 2018 no ha recibido ninguna queja por parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado.

Durante un acto conmemorativo, Sheinbaum destacó el legado que dejó la masacre en su vida y en la de todos los mexicanos.

"Nos marcó en la idea de la lucha de la libertad y la democracia y en que jamás hay que utilizar las fuerzas del estado para reprimir", expresó en su discurso.

Sheinbaum aseguró que los caídos ese día "siguen inspirando" al Gobierno de Ciudad de México para "seguir luchando por la democracia, por la no represión".

La alcaldesa rememoró su infancia, en la que su madre, profesora y partícipe del movimiento estudiantil, la llevó con 8 años a la penitenciaría conocida como el Palacio de Lecumberri a visitar a algunos de sus compañeros de lucha.

Con esas visitas, aprendió "lo que significaba la injusticia, la falta de democracia, la represión".

Durante el verano de 1968, miles de estudiantes organizaron huelgas y masivas manifestaciones para denunciar el autoritarismo del Gobierno mexicano, dominado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que reprimió la movilización para evitar altercados durante los Juegos Olímpicos de ese año.

El movimiento fue aplastado militarmente el 2 de octubre de 1968, cuando el Ejército y el grupo paramilitar Batallón Olimpia disolvieron a disparos un mitin estudiantil en la plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, en el centro de Ciudad de México, matando a centenares de personas, según testigos.

Cada año, supervivientes de la masacre y organizaciones estudiantiles organizan una marcha desde Tlatelolco hasta la céntrica plaza del Zócalo para conmemorar la masacre.

Los manifestantes exigen enjuiciar al expresidente Luis Echeverría (1970-1976), de 97 años, quien el 2 de octubre de 1968 era secretario de Gobernación en el Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970).

El año pasado, al conmemorarse los 50 años de la masacre, el entonces presidente electo López Obrador juró que jamás reprimirá al pueblo mexicano.

Matanza de Tlatelolco, un hito en la lucha contra el autoritarismo en México

México, 2 oct (EFE).- Este día se cumplen 51 años de la masacre perpetrada por el Ejército mexicano contra una movilización estudiantil en el barrio capitalino de Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968, un hecho que marcó un hito para los movimientos sociales contra el autoritarismo gubernamental.

Estas son cinco claves para entender su importancia.

1-. ¿Cuáles son los antecedentes de la tragedia?

Durante el verano de 1968, miles de estudiantes organizaron huelgas y manifestaciones masivas para denunciar el autoritarismo del Gobierno, que reprimió militarmente la manifestación del 2 de octubre en el barrio de Tlatelolco para evitar altercados en los Juegos Olímpicos que México acogió ese año.

2.- ¿Qué sucedió en aquella fatídica tarde?

En la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, integrantes del Ejército y el grupo paramilitar Batallón Olimpia disolvieron, con ráfagas de armas de fuego, la concentración, dejando entre 200 y 500 muertos, según testigos, mientras que miles más fueron detenidos y enviados a un campo militar.

3.- ¿ Qué repercusiones tuvo en la sociedad mexicana?

El movimiento estudiantil de 1968 representó la confluencia de diversas reivindicaciones de lucha democrática ante el régimen del entonces hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), y despertar político de la sociedad mexicana.

Tras ese hecho hubo otra represión estudiantil en 1971, y no fue hasta 1977 cuando en México se dio una reforma política para que la izquierda pudiera participar en elecciones. Prácticamente cuatro décadas después (1 de diciembre de 2018) esta corriente alcanzó la Presidencia con Andrés Manuel López Obrador.

Desde hace algunos años supervivientes de la masacre y organizaciones estudiantiles han buscado que se enjuicie al expresidente Luis Echeverría (1970-1976), de 97 años, quien en octubre de 1968 era secretario de Gobernación con el presidente Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970), ya fallecido.

4.- ¿Qué opina el presidente López Obrador de la masacre?

Este día López Obrador dijo que el movimiento estudiantil de 1968 fue "el inicio de una etapa nueva, y de un hecho lamentable de represión surgió la esperanza de un México nuevo (...). A partir de ahí empezó a haber una apertura y eso permitió llevar a cabo los cambios en el país".

Señaló que "el uso de la fuerza no es la opción para resolver problemas que se originan por la falta de libertades y de justicia (...). Por eso, nunca más una represión en México, nunca más torturas, desapariciones, masacres. Nunca más un 68".

5.- ¿Cómo se preparó la Ciudad de México para esta marcha?

Para resguardar a los asistentes a la marcha por el 51 aniversario de la matanza de estudiantes en Tlatelolco y evitar la entrada de grupos de agitadores, el Gobierno de Ciudad de México desplegará a 12.000 servidores públicos, quienes formarán un "cinturón de paz".

La Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México desplegará 2.500 agentes para vigilar la marcha, quienes acudirán desarmados y solo en caso necesario requerirán apoyo.

Además, las autoridades de la capital mexicana "blindaron" con vallas metálicas edificios y comercios en las calles del Centro Histórico por donde transcurrirá la manifestación.

Este despliegue se da luego de que las últimas dos movilizaciones en la capital, el 26 de septiembre por los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y el 28 en la marcha por la despenalización del aborto, hombres y mujeres encapuchados dañaron edificios públicos y establecimientos mercantiles.

USA News