980x200

Gurung, Wu y Miller llenan de flores la pasarela de Nueva York

EEUU MODA | 09 de septiembre de 2019

Nueva York, 8 sep (EFE).- Los diseñadores Prabal Gurung, Jason Wu y Nicole Miller llenaron Nueva York de flores en la tercera jornada de la Semana de la Moda, este domingo, mientras que LaQuan Smith se inspiró en los "cowboys", Ricardo Seco en el "Chapulín" mexicano y el veterano Tommy Hilfiger en el glamur de los setenta.

Gurung celebró hoy diez años de trayectoria con un desfile en la sede de NYFW, los Spring Studios, tras descartar realizarlo en el monumento The Vessel, que hubiera sido una gran puesta en escena, por discrepancias políticas con su propietario, Stephen Ross, que es donante del presidente de EE.UU., Donald Trump.

Con las flores como complemento y estampado, y una paleta en blanco, rojo y colores pastel, Gurung apostó especialmente por vestidos y faldas fruncidos a la cadera que dejaban a la vista el muslo, mientras que para la noche buscó el volumen con siluetas triangulares pero regias, utilizando plumas a discreción.

Además, el diseñador de origen nepalí, conocido por su activismo en defensa de los inmigrantes, se preguntó "quién puede ser estadounidense" imprimiendo ese mensaje sobre bandas laterales que las modelos llevaron sobre sus conjuntos, como si se tratara de un concurso de belleza.

Mucho en común con esa colección tuvo la del canadiense de origen taiwanés Jason Wu, que se había ausentado durante año y medio de la "Fashion Week" y regresó con su sofisticación característica, aunque con un toque rebelde, ya que las lujosas telas que utilizó estaban en su mayoría arrugadas.

Wu, igual que Gurung, llenó de flores la pasarela, tanto en la decoración como en los conjuntos, entre los que destacaron un vestido de fondo blanco y falda plisada hasta la pantorrilla y otro de fondo negro y un fruncido que bajaba desde el escote palabra de honor hasta terminar en una apertura por encima de la rodilla.

Su desfile destacó por las creaciones de gala en delicado tul de tonos añil, carne o menta claro, mientras que hubo otros modelos más rompedores, como un dos piezas de bustier blanco con geranios de tela en los pechos y falda negra con plumas, o un mono negro con parte superior de tul de caída asimétrica sobre la cadera.

La estadounidense Nicole Miller, por su parte, propuso una colección de primavera desenfadada, fluida y en la que abundaron los vestidos de flores en diferentes estampados, con motivos más pequeños o grandes, o con fondos de diferentes colores, que en ocasiones llegaban superpuestos al estilo "patchwork".

Hubo cortes a medio muslo, a la rodilla o hasta los pies, largos asimétricos, aperturas laterales y piezas con cola, pero en todos los casos Miller quiso resaltar la silueta femenina, con la cintura marcada.

Muy diferente fue la propuesta de Laquan Smith, que apostó por el estilo "cowboy" con sombreros de ala ancha pero lo reinventó con descaro a base de tejano, cuero y transparencias combinados con estampados de serpiente y leopardo.

La maniquí Winnie Harlow, con camisa encorsetada en blanco y recargada pedrería en puños y cuello, cerró el desfile de Smith, que hizo un guiño a la cultura popular imprimiendo en una camiseta "I will not, not be rich" (No seré alguien no rico), frase estrella de la última temporada de la serie "Big Little Lies".

El acento latino de la jornada lo puso Ricardo Seco, que siempre ha llevado su México natal a la NYFW y aprovechó para celebrar el 50 aniversario de uno de los personajes más icónicos de su país, "el Chapulín Colorado".

La colección de Seco para hombre y mujer llevó la imagen del Chapulín impresa en sudaderas y camisetas en las que el personaje aparece en el icónico puente de Brooklyn o frente a la Estatua de la Libertad, pero también hubo chaquetas deportivas con capuchas y camisas "oversize".

Para cerrar la jornada, el veterano Tommy Hilfiger presentó su segunda colaboración con Zendaya, una colección en la que recreó el glamur de los años 70 con el clásico traje de chaqueta y pantalón de campana, los estampados de cuadros, rayas, puntos y animales; y los brillos, el terciopelo y la piel.

El desfile, que se celebró con un espectáculo musical en el teatro Apollo de Harlem, destacó por sus modelos hasta la talla 52 y por la presencia de celebridades, entre ellas las hermanas Gigi y Bella Hadid o las actrices de la serie "Euphoria", Barbie Ferreira, Sydney Sweeney y Hunter Schafer.

USA News